<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1750190188405548&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5G: Cómo impacta en IoT?

Posteado el 27 de mayo de 2019

El 2020 se acerca y junto con este la posible disponibilidad comercial de las redes 5G. Los primeros celulares con capacidad de soportar esta tecnología se hacen presentes en el mercado y los Communications Service Providers alrededor del mundo se concentran en hacer realidad el futuro de las comunicaciones digitales. Las grandes ventajas de 5G sobre las generaciones anteriores se enumeran y se especula sobre los casos de uso de esta, dentro de los cuales se encuentra el ya conocido Internet de las Cosas. A raíz de esto surge la pregunta, pero ¿cómo se relaciona 5G con IoT?

Las primeras características a destacar de las redes 5G son su gran velocidad, diez veces mayor a la de 4G, y baja latencia, menor a 1 milisegundo. La combinación de estas dos hace que la conducción automática de vehículos sea finalmente posible de forma eficiente y segura en un espacio público. Los vehículos autónomos cuentan con una gran cantidad de sensores espaciales, de condiciones ambientales y movimiento (velocidad, orientación, cercanía con otros elementos, humedad, temperatura, etc.), además de recolectar información proveniente de otras fuentes para poder tomar decisiones rápidas, donde se hace evidente el beneficio de las redes 5G.

La posibilidad de conectar más dispositivos por unidad de área también es un factor importante y con esta tecnología se expande a un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado, mil veces más que con su predecesor. Sumando este factor con un incremento en el ancho de banda, las limitaciones en el volumen de datos recolectados disminuyen y la variabilidad en la procedencia de los mismos crece notablemente. Esto permite correlacionar datos de naturalezas muy distintas, obtener nuevas generalizaciones, explotar más los modelos de aprendizaje automático (área dentro de inteligencia artificial) y avanzar en el camino de la automatización o simplemente obtener nuevas conclusiones de los escenarios observados: un pronóstico más preciso del clima, los gustos de un usuario, etc. Esto también posiciona a los servicios en la nube en un lugar protagónico porque ahí se concentra la capacidad de procesar un volumen tan grande de datos.

Todas las áreas se benefician de IoT y todas ellas evolucionarán con la llegada de la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil. Incluso se contempla la posibilidad de que las redes de IoT que hoy cobraron relevancia como LoRaWAN, SigFox, NB-IoT y LTE Cat M puedan verse desplazadas eventualmente por el desempeño superior de 5G, que además resulta ser de muy bajo consumo energético.

Hoy quedan claras las ventajas, sólo queda esperar a que el futuro se concrete.

Etiquetas: IoT, 5G

Comentarios

Deje su comentario o pregunta a continuación, recordando que los comentarios son las del autor y no expresan la opinión de este editorial. La Logicalis, editora del blog Digitizeme, se reserva el derecho de excluir mensajes que sean considerados ofensivos o irrespeten la legislación civil brasileña.